Los hinchas de Universidad Católica esperaban cerrar la semana con un “super jueves”, pero recibieron una dura noticia sobre el estado de uno de sus referentes.

Luciano Aued fue sometido a una angioplastia luego de presentar molestias torácicas que lo tiene sin entrenar desde el martes, motivo por el cual se hizo exámenes preventivos que para mala suerte del jugador presentaron alteraciones.

Desde Universidad Católica se han emitido dos comunicados sobre el estado del jugador y aunque señalan que el jugador se encuentra en buenas condiciones, dos especialistas desmenuzaron el problema de Aued en una publicación de El Mercurio y adelantan que podría estar un largo tiempo alejado de las canchas.

En la edición de este sábado, El Mercurio indicó que el volante argentino fue sometido a un examen de coronografia, asociado a un procedimiento de angloplastia, estudio que se realiza en las arterias del corazón para determinar su circulación.

Te podría interesar: La UC preguntó por experimentada figura de Antofagasta

Por lo mismo, dialogaron con el doctor Nicolás Bunster, cardiólogo en la Clínica Universidad de los Andes, y Anibal Zamorano, jefe de la Unidad Coronaria de la Clínica Santa María, quienes fueron bastante duro al referirse al malestar presentado por el multicampeón.

“La angloplastia es porque hubo una obstrucción significativa en una arteria, que podía terminar en un infarto”, explicó el cardiólogo en palabras más simples sobre el problema dado a conocer por Cruzados.

En este mismo sentido, Zamorano fue bastante crudo y agregó: “pudo sufrir una muerte súbita en entrenamientos o partidos producto de una arritmia generada por un infarto agudo al miocardio y terminar con su vida en cancha”.

Aunque tras la intervención, el volante argentino se recupera satisfactoriamente, los especialistas adelantan que el tiempo para volver a la alta competencia no debería ser antes de los seis meses, algo que seria un duro golpe para el jugador y las aspiraciones del club.

“El regreso a la competencia no debería ser antes de seis meses. Hay que ver los riesgos, cuantificar una terapia competitiva como la que tiene”, explicó Zamorano en un escenario que dejaría a Aued descartado para todo el primer semestre.