Un delantero y dos volantes: Los tres jóvenes valores que sumará Ariel Holan para el próximo torneo

  

Por diferentes motivos Ariel Holan podría sumar tres nuevas caras para el segundo semestre en Universidad Católica, y aunque no son caras nuevas, llegarían a reforzar el plantel del bicampeón del fútbol chileno.

Principalmente por los coletazos que ha traído la pandemia a nivel mundial, Universidad Católica podría ver aumentado su plantel para el próximo semestre, ya que dos volantes podrían volver a San Carlos de Apoquindo, mientras que un delantero podría empezar a ser considerado por el técnico cruzado.

Jaime Carreño: El volante había sido enviado a préstamo a principio de año a Oriente Petrolero, pero tras la crisis que está viviendo el equipo por la pandemia, el jugador optó por rescindir contrato y una vez que el fútbol vuelva deberá pelear un puesto en el medio campo.

Considerando que tras su salida, se concretaron las salidas de Cesar Fuentes y Carlos Lobos, hay grandes opciones que Carreño tenga una oportunidad en el equipo de Ariel Holan.

Ignacio Jaque: Con 20 años, Jaque fue enviado a préstamo a Deportes Recoleta, fichaje que se concretó las últimas semanas de febrero y por la pandemia aún no puede debutar. El volante fue enviado a préstamo por un año, pero podría volver anticipadamente a San Carlos.

La razón sería que en el caso que den por finalizada la temporada 2020 de la Segunda División Profesional, el contrato del jugador con Recoleta quedaría terminado y ante esto, debería volver a la UC, club dueño de su pase.

Bryan Vásquez: Con solo 19 años el delantero ambidiestro llegó a Universidad Católica a principios de año desde el Iwata de Japón para reforzar la sub 19. Desde el segundo semestre su carta podrá ser considerada en el primer equipo, por lo cual se sumará como alternativa para los trabajos de Ariel Holan.

Vasquez deberá pelear puesto con Edson Puch, Cesar Munder y Bruno Barticciotto. El joven extremo izquierdo estará en préstamo en San Carlos de Apoquindo hasta final de año, con una opción de compra.

Vásquez, quien llegó a formar parte de las inferiores de Universidad Católica, no podía debutar en el primer equipo de la UC por una clausura de formación, ya que si no alcanzaba a jugar seis meses en las canteras antes de ser promovido, el Iwaka podría adjudicarse parte de su pase en el caso de una futura venta.

¿Qué opinas?