Recuperar la localía es solo el inicio: El “básico” pero potente petitorio de las cruzadas

  

Cruzados confirmó que el equipo femenino de Universidad Católica empezará a hacer de local en el estadio San Carlos de Apoquindo, algo que es el inicio de una serie de cambios que buscan en el equipo femenino para igualar la cancha.

Desde hace algunas semanas inició el petitorio para que el equipo femenino de Universidad Católica pudiera ejercer su localia y jugar en el estadio San Carlos de Apoquindo, algo que hasta el momento no se daba y jugaban de local en los pastos del complejo deportivo Raimundo Tupper.

Finalmente, y tras una serie constantes de campañas y presión, desde Cruzados anunciaron que las cruzadas jugarán en el estadio San Carlos de Apoquindo a partir de la quinta fecha, cuando el equipo enfrente a Universidad de Concepción.

Con esto, el equipo femenino de la UC podrá ejercer la localía en su estadio, de la misma forma que lo hacen todos los equipos femeninos del campeonato, en donde incluso, Universidad de Chile, que arrienda recinto juega en el mismo estadio que el equipo masculino.

Pero esto no es el final, sino que todo lo contrario, porque esta campaña que se masifico primero exigiendo la televisación de los partidos y luego lo de la localía, dejó en el tapete varias diferencias y déficit que hay respecto al equipo femenino, algo que llama bastante la atención viviendo desde una institución que al menos en el equipo masculino funciona de perilla.

En la actualidad, el equipo “profesional” de Universidad Católica de la rama femenina no es profesional, ya que a diferencia de su rival directo como es Colo Colo, las cruzadas hasta el día de hoy no tienen un contrato profesional con el club a pesar de que independiente a la base joven que tiene el equipo, hay varias jugadoras de experiencia en el equipo.

Es por esto que el portal Franja Cruzada inició una campaña haciendo visible este sensible tema y exigiendo que el plantel profesional femenino de la UC tenga su contrato como corresponde, y de paso, que cada jugadora lleve el apellido en su camiseta, algo que, hasta el día de hoy, tampoco es un punto a considerar en Cruzados.

“Iniciamos una campaña por nuestras jugadoras que dan la vida por la UC en el torneo femenino. Queremos que jueguen en el estadio, que sus camisetas tengan sus apellidos y contrato profesional para cada una, impulsó Franja Cruzada a través de su cuenta de Instagram.

Cabe destacar, que, en tema de campañas, el fútbol femenino ha sabido como hacer las cosas. Ya que en menos de un mes lograron que el Campeonato Femenino Transición 2020 fuera televisado a incluso llegara a la televisión abierta, y luego gracias a diversas campañas hicieron que las cruzadas recuperaran la localía en San Carlos de Apoquindo.

A sus 32 años, Pratto podría dar un importante salto en su exitosa carrera

Publicado por Punto Cruzado en Viernes, 13 de noviembre de 2020

¿Qué opinas?