“No era por plata, era por orgullo de ser campeones con la UC”

  

El hoy emblema de Universidad Católica recordó uno de los peores momentos que le tocó vivir en el club, y como al final de todo el camino difícil, pudo cerrar su carrera de la mejor manera en el club de sus amores.

Cristian Álvarez conversó hace algunos días atrás con Cruzados a través de un vivo de Instagram. En extenso dialogo con el ex capitán de Universidad Católica, recordó sus últimos años en el club, principalmente como vivió los difíciles años que dejaban escapar el titulo en ultimas instancia y como vivió el año 2016.

Primero que todo, el huaso, quien colgó los botines el año 2018, destacó el brillante año del bi; “El 2016 fue maravilloso a nivel de títulos, hicimos el primer bicampeonato de la historia y ganamos la supercopa. Ese año es fantástico, ahora, el torneo de apertura de 2016 lo ganamos, fue tremendo, lo disfrutamos pero no fue mejor que le bicampeonato que ganamos en Temuco”.

Pero por otra parte, camino a aquella hazaña, Universidad Católica sufrió bastante, principalmente por los títulos perdidos en las últimas fechas. “Yo quería que mis hijos vieran que yo levante una copa, y cuando nosotros perdimos ante O’Higgins, yo le dije hijos vamos a traer la copa a la casa, y eso fue lo que más me dolía”, confesó el ex defensor de La Roja.

“La frustración al último era tremenda. Terminar un semestre e irte con esa frustración no disfrutabas nada. No querías salir a la calle, me dolía mucho cuando la gente me decía que le hacían bullying. También genero problemas, era muy complicado”, recordó el hoy emblema del club.

Cabe destacar que el Álvarez debutó en 1998 por la UC, y luego de tener exitosos pasos por River Plate, Beitar de Jerusalén, Juagares de Chiapas de México y Universitario de Deportes de Perú, en 2011 volvió a Universidad Católica, en donde le tocó siempre estar peleando arriba, pero sin éxitos deportivos hasta el 2016.

Finalmente, el ex Beitar Jerusalén de Israel confesó: “No era por plata, era por orgullo de ser campeones. De sacar a Católica del lado de donde estábamos. Si no nos pagaban nada, no importa, queríamos salir campeones, abrazarnos y llorar de alegría”.

¿Qué opinas?