«Me gustaría ser DT»: La confesión de pilar del tetracampeonato  

Tras su histórica participación e innumerables títulos con la camiseta de Universidad Católica, ahora confianza que le gustaría seguir de otra manera en este rubro.  

Universidad Católica vive semanas llenas de emociones, ya que por una parte anunciaron el adiós al club tres de sus símbolos, y al mismo tiempo, aún luchan por obtener un cupo a Copa Sudamericana.  

Este lunes, José Pedro Fuenzalida, Luciano Aued y Germán Lanaro fueron despedidos en el último partido de local de Universidad Católica en esta temporada, jugadores que claramente marcaron un antes y un después en la institución.  

Eso sí, uno que dejó las puertas abiertas para un retorno, pero no como futbolista, fue Germán Lanaro, quien, aunque aún no decide si se retirará o bien, seguirá jugando en otro club una temporada más, no se cierra a volver a la UC en otro rubro.  

En diálogo con DirecTV Sports tras el partido, el defensor de 36 años confesó que le gustaría ser director técnico una vez que cuelgue los botines, de hecho, ya está terminado su curso para ser técnico y no se cierra a poder dirigir en algún momento en la UC, club en donde hizo historia como futbolista.  

«Me gustaría ser técnico. Me faltan las últimas cosas para terminar el título. Es algo a lo que uno se aventura, pero evidentemente el día de mañana si sale o no. Es algo que me gustaría y es algo para lo que me estoy preparando”, sostuvo el ex Palestino una vez finalizando el encuentro.  

Por lo mismo, no se cerró en el caso de convertirse en técnico, volver a Universidad Católica, lugar en donde se convirtió en el jugador nacido afuera de Chile con más títulos en la historia del club. “Cuando uno paso muchas cosas en un lugar y fue feliz, evidentemente si las puertas están abiertas en lo que se pueda aportar, estaré dispuesto”, cerró.  

¿Te gustaría ver a Germán Lanaro en el cuerpo técnico de la UC?

Espacio publicitario:




Por Emanu Bahamard

Notero de Punto Seguido, fundador de Punto Cruzado y creador de contenido en Emanu Korok.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *