“Me encantaría trabajar en Católica, pero hay directivos importantes que tienen mi nombre tachado”

  

El ex futbolista nuevamente mostró sus deseos de volver al club y disparó contra los dirigentes, que según él acusa tienen su nombre tachado.

Nuevamente Ricardo Lunari manifestó sus ganas de trabajar en Universidad Católica y en esta oportunidad no se guardó nada, asegurando que a pesar que siempre le dicen que tiene las puertas abiertas, hay directivos importantes que tienen su nombre tachado.

El volante vicecampeon de Copa Libertadores 1993 conversó con el programa “De Futbol se habla así” en donde destacó que “duerme enojado” por la marginación que ha tenido para trabajar en Universidad Católica, club del cual se considera hincha.

Primero que todo, el ex volante eligió al mejor equipo en la historia de la UC, “Néstor Gorosito y Alberto Acosta se lucían, son los mejores jugadores con los cuales he compartido, pero el equipo del 93 de Católica ganaba todos los partidos. En el 94 el equipo daba un espectáculo. Si tuviera que elegir un equipo, seria la UC del 93”, sostuvo el Cadi.

Ricardo Lunari tuvo tres pasos por Universidad Católica, el año 1993, 1995 y finalmente entre los torneos 1996-1998, temporadas en donde jugó 111 partidos y anotó 41 goles. Con la franja en el pecho fue campeón del torneo apertura 1997.

Desde el año 2008 inició su carrera como director técnico, en donde ha estado al mando de Guabira de Bolivia, Santiago Morning, Deportes Valdivia, Newells Old Boys, Millonarios de Colombia y Blooming.

Pero el gran sueño que no ha podido cumplir hasta el momento es llegar a Universidad Católica, en donde asegura estar totalmente capacitado no solo para ser director técnico del primer equipo, sino que cubrir cualquier rol dentro de la institución que defendió como jugador en los años noventa.

“No entiendo por qué Universidad Católica nunca me ha realizado una propuesta para dirigir. No me puedo olvidar de la UC y esa ilusión. Me duermo enojado. Estoy capacitado para estar dentro del club. Jugadores que estuvieron en los clásicos rivales han tenido la posibilidad de trabajar en la UC y yo no. Yo soy cruzado y me duele la situación. Yo nunca estaría en Colo Colo o la Universidad de Chile”, sostuvo el actual panelista de ESPN.

“Llevo 22 años esperando la oportunidad de dirigir a Universidad Católica y sigo esperándola porque soy un cruzado. Los dirigentes siempre dicen que tengo las puertas abiertas, yo me pregunto ¿cuál?, ¿la del baño?”, acusó.

Finalmente asume que ya ha perdido la esperanza de volver a Universidad Católica, aun así, advierte que siempre estará disponible: “Ya voy perdiendo la esperanza de tener una posibilidad de trabajar en el club, pero de todos siempre estaré disponible”.  

¿Qué opinas?