“Me dolió salir de Universidad Católica, yo me quería quedar ahí siempre”

  

Después de varias campañas en el club y a falta de una temporada aun, terminó su vinculo con Universidad Católica al no ser considerado por el técnico que venía llegando.

Carlos Espinosa llegó a Universidad Catolica el año 2015 tras que Mario Salas, técnico que ya lo había tenido en Barnechea y Huachipato lo pidiera, aunque jamás logro consolidarse dentro del once titular del equipo si tiene varios chispazos principalmente el año 2016 en el bicampeonato obtenido por el equipo.

El volante había llegado con 32 años hasta San Carlos de Apoquindo, con un vinculo que se extendía a priori hasta finales del año 2018, circunstancias que lo hacían pensar que podría incluso terminar su carrera deportiva en Universidad Católica.

Finalmente, tras no obtener buenos resultados el año 2017, Mario Salas se va de Universidad Católica, y al llegar Beñat San José, Carlos Espinosa quedó sin espacio dentro del plantel, por lo cual antes de terminar su vínculo, terminó yéndose de San Carlos de Apoquindo.

Recuerdo a su salida del club, Carlos Espinosa, hoy en Curicó Unido apunta directamente en contra de Beñat San Jose, quien poco a poco lo empezó a cambiar de posición y darle señales que no estaba dentro de los planes.

“A mí me quedaba un año de contrato y el nunca me dijo nada. Pero daba señales que no me iba a usar. Yo lo encare varias veces, y que si realmente no me iba a usar que me dijera y pudiera tomar una decisión”, recordó el jugador en conversación con Tiki Toledo a través de Instagram Live.

Aunque el jugador respeta la decisión del técnico, si asume que le faltó ser más directo y hablar las cosas. “En un principio tuvo que ser más directo, pero al no tener esa comunicación tan clara con él, yo fue el que se acercó y le pregunte y ahí él me dijo, y claramente tome la decisión que tome”, comentó.

Finalmente lamenta su salida, ya que tras todo lo vivido en el club pensaba que se quedaría en San Carlos de Apoquindo hasta el termino de su carrera, pero al no tener espacio, cree que la mejor decisión fue buscar un nuevo camino.

“Obviamente que yo me quería quedar ahí para siempre, es tremendo club. Uno le agarra mucho cariño, pero cuando la persona que dirige al equipo no te tiene considerado, uno no esta para pasar esos malos ratos y decidí buscar nuevos aires, que acá en Curico Unido los pillé”, lamenta.

Finalmente, sobre su retiro del futbol, y a pesar de sus 37 años cree que se ve bastante lejano, principalmente porque aún siente que puede marcar la diferencia en el torneo de primera división, “Me siento muy bien físicamente he andado muy bien en los entrenamientos. Esas cosas te hacen que puedas seguir jugando. Si no estuviera a las alturas del general del plantel, si no pudiera marcar diferencia, diría que doy un paso al costado, pero me he sentido muy bien y estoy muy cómodo”

Recordemos que, en el vigente torneo, Carlos Espinosa está jugando por Curicó Unido, club al cual llegó desde su salida de Universidad Católica. Este año ha jugado siete partidos de ocho posibles, siendo uno de los puntos altos del elenco curicano.

¿Qué opinas?