La producción dirigida por Ridley Scott se estrenó hace ya algunos días, lo que ha generado el descontento de las personas reales a las que los personajes de la película hacen referencia.

La cinta narra un drama criminal, basado en la historia real del asesinato de Maurizio Gucci, el heredero de la lujosa marca de ropa que lleva su apellido, quien fue mandado a matar en 1995 a pedido de su esposa Patrizia Reggiani. Sin duda un tema complejo y controversial el que lleva a la pantalla Scott junto a un increíble reparto de actores, dentro de los que podemos destacar a Al Pacino (Aldo Gucci), Adam Driver (Maurizio Gucci) y Lady Gaga (Patrizia Reggiani), entre otros actores que dan vida a esta película, la que se encuentra disponible en cines desde el 25 de noviembre.

Era de esperar que las reacciones de la familia Gucci respecto a un tema tan sensible como un asesinato ocurrido en su núcleo, no fueran del todo agradables, ya que traen a discusión probablemente uno de los episodios más difíciles que les ha tocado vivir, el que por más que haya pasado hace algunas décadas al parecer sigue siendo un tema sensible para la descendencia de los Gucci.

“Esto es extremadamente doloroso desde una perspectiva humana y un insulto al legado en el que la marca está construida hoy en día señala la familia en un comunicado publicado a través de Variety.

La familia apela a la poca seriedad de la trama, la que deja a los hombres de la familia Gucci como unos matones, y a el hecho de que se trata de normalizar la conducta de Reggiani, mostrándola como una mujer intentando luchar en una industria en la que las personalidades masculinas son las que llevaban el poder, hecho que la familia expresa “no puede estar más lejos de la realidad”, debido a que la firma siempre había creído en la inclusión de mujeres en cargos de poder.

La hija de Reggiani con Maurizio también se descargó contra el director Ridley Scott, acusándolo de “robar la identidad de una familia para obtener ganancias”, a lo que el director de Gladiador se defendió, apelando a que “Tan pronto suceden esas acciones, pasan a formar parte del dominio público”.

La familia Gucci hasta el momento se ha reservado el derecho a llevar la situación a la justicia.

Por: José Manuel Brito