La absurda parodia de BTS que llamó la atención de New York Times

  

El programa de Mega, Mi Barrio, presentó un sketch imitando al grupo surcoreano BTS, lo que provocó rápidamente críticas negativas por parte del grupo de fans en Chile y repercusión internacional.

El programa conducido por Fernando Godoy, Mi Barrio, presentó un sketch el sábado pasado, donde un grupo de comediantes imitaba al grupo de K-Pop, bailando su hit más reciente (Dynamite), para después ser entrevistado en el programa. Los integrantes se presentaron a sí mismos como “Kim Jong Un”, “Kim Jong Dos”, “Kim Jong Tres”, y “Kim Jong cuatro”, esto aludiendo al nombre de líder norcoreano.  

Y, por si fuera poco, el actor Kurt Carrera (Salomón y Tutu-Tutu) empezó a “hablar coreano”, diciendo los típicos balbuceos que se hacen para imitar cualquier idioma asiático. Además, cuando a este se le pregunta que es lo que había dicho, el comediante responde con: “Ya me vacuné”.

Las reacciones no se hicieron esperar, y el Twitter oficial de fans de BTS en Chile, denunciaron al programa por presentar una parodia “llena de estereotipos racistas y xenófobos”. Twit que generó rápidamente impacto en la red social.

Fans de todo el mundo hicieron sentir su molestia, logrando convertir en tendencia el hashtag #RacismIsNotComedy.

La polémica terminó cruzando las fronteras, ya que esta mañana el medio estadounidense The New York Times, publicó un artículo del caso. “Una parodia en la televisión chilena de la boy band coreana BTS provocó una reacción internacional durante el fin de semana, lo que ilustra el poder de los muchos fanáticos del grupo y una mayor sensibilidad en todo el mundo hacia el discurso racista, particularmente anti-asiático”, empieza la nota firmada por el periodista Russell Goldman.

Además, la columnista surcoreana Jae-Ha Kim, que ha colaborado para medios como el Chicago Tribune, Vogue, Rolling Stone y New York Daily News, igualmente expresó su sentir sobre el caso en su cuenta de Twitter: “No es así como quería pasar mi domingo, pero aquí estamos. El racismo no tiene gracia. Repetir el nombre de un dictador no es inteligente. Burlarse de un idioma que no entiendes no es lindo. Estamos en 2021. Ya basta de esto”.

Este suceso podría considerarse una vergüenza para el país, ya que, que un programa nacional decida hacer una parodia evidentemente racista, en el mismo año donde las campañas contra la xenofobia, bajo el estandarte #StopAsianHate han ganado mucha fuerza, se esperaría más sensatez por parte de quienes están detrás de la creación de este tipo de contenido.

Why I'm speaking out against anti-Asian hate

¿Qué opinas?