Gustavo Poyet explicó el cambio de esquema que exploró ante Audax Italiano

  

El técnico de la UC explicó la solución que buscó al hacer un cambio de esquema ante Audax Italiano y como le pesa la ausencia de los lesionados.

Universidad Católica sufrió la primera derrota al mando de Gustavo Poyet al caer por la cuenta mínima ante Audax Italiano en un deslucido encuentro en el estadio El Teniente de Rancagua.

Para este encuentro el tricampeón del futbol nacional partió el partido con su común dibujo táctico 4-3-3, algo que durante el partido sufrió bastante modificaciones y luego de ir perdiendo, Poyet experimentó con un 3-5-2, haciendo el ingreso de Diego Buonanotte y la salida de los laterales.

Sobre esta jugada, en donde en los últimos minutos la UC quedó jugando con una línea de tres defensores, y en el ataque un tridente de Diego Buonanotte como enganche y dos delanteros, Gustavo Poyet señaló que fue la apuesta que buscó para remontar el marcador.

“Busqué tener gente siempre por fuera en posiciones avanzadas, pero al mismo tiempo tener presencia en el área con dos delanteros”, explicó Poyet en conferencia de prensa.

“La idea de poner a Diego Buonanotte era ponerlo entre líneas para que se encontrara cerca del arco y no por bandas para que este jugando uno contra uno”, agregó, respecto a la formula que vimos en los últimos 20 minutos.

En este dibujo táctico, y tras los cambios, la UC quedó jugando con Matías Dituro; Tomás Astaburuaga, Carlos Salomón, Valber Huerta; José Pedro Fuenzalida, Luciano Aued, Ignacio Saavedra, Juan Leiva; Diego Buonanotte; Fernando Zampedri y Diego Valencia (Alexander Aravena).

Este nuevo dibujo según detalló Poyet, fue para de enfrentarse en duelos uno contra uno por las bandas, solución que, para él, le faltó poco para ser la respuesta para un empate o remontada.

“En el uno contra uno muchas veces del partido perdimos, y la idea era buscar una solución para no estar uno contra uno y ganarlo de otro lado. Nos faltó poco para encontrar esa solución con el cambio de sistema”, enfatizó.

Para finalizar, cerró lamentando las ausencias de varios jugadores, principalmente de Clemente Montes y Gonzalo Tapia, jugadores que le dan velocidad al ataque de la UC, de todas maneras, apuntó que no busca que se transforme en una queja.

Ya los echamos de menos un poco la semana pasada, ellos te dan otra cosa, te dan velocidad. Nos presionaron mucho, lo que hacia que jugáramos más largo y para eso necesitas jugadores de profundidad, pero no me quiero quejar”, apuntó.

“Somos los que tenemos y jugamos con lo que tenemos, y tenemos que ser lo suficientemente buenos para ganar el partido y olvidarnos de los que no están. Ojalá podamos recuperar a algunos para que nos ayuden, pero no voy a poner esa excusa, cerró.

¿Qué opinas?