Los guionistas de Depredador y Disney llegaron a un acuerdo por los derechos de la saga cinematográfica.

Hace casi un año los hermanos Jim y John Thomas, guionistas de Depredador (1987), demandaron a Disney para recuperar los derechos de la obra amparados en la Ley de derechos de autor de Estados Unidos, problema legal que llegó a su fin sin llegar a tribunales.

Según informó The Hollywood Reporter en abril del año pasado, los hermanos Thomas “buscaban aprovechar la disposición de la terminación de la ley de derechos de autor, que permite a los autores cancelar transferencias después de esperar un período de tiempo, generalmente 35 años para obras más nuevas.

Luego se reportó que Disney habría iniciado sus propias acciones legales para mantener la franquicia, y aunque durante este tiempo no existieron mayores detalles, recientemente Reuters informó que Jim y John Thomas acordaron abandonar su disputa contra Disney, por lo que Depredador seguirá bajo el alero de 20th Century Studios.

Por el momento se desconocen mayores detalles al respecto de la resolución, pero desde el medio señalan que los guionistas llegaron a una “resolución amistosa” de su conflicto con Disney, donde todo apunta a que habrían recibido una importante suma de dinero por los derechos del personaje.

Recordemos que durante el año pasado Disney se vio involucrado en un mediático caso judicial con Scarlett Johansson por el cuestionado estreno de Black Widow en streaming, situación que también se resolvió sin llegar a tribunales, donde incluso se habla que existió un pago de 40 millones de dólares de por medio.

Sobre Depredador, actualmente 20th Century Studios, división de Disney, está trabajando en una precuela de la franquicia, la cual tendrá por nombre Prey (Presa en español), será dirigida por Dan Trachtenberg (10 Cloverfield Lane) y se espera que su estreno sea a través del servicio streaming Hulu en algún momento de este año.