Fernando Meneses recordó el episodio del rollo de papel “fue un momento difícil”

  

El ex jugador de Universidad Católica fue protagonista de un clásico aniversario hace más de seis años atrás, lo cual produjo la suspensión del partido.

Hace varios años atrás, un 27 de octubre del año 2013 Universidad Católica enfrentaba a Universidad de Chile en el Estadio Nacional en un hostil ambiente. Aquel duelo tuvo como protagonista al actual jugador de Lautaro Buin, Fernando Meneses.

Futbolísticamente Universidad Católica se impuso al elenco azul con solitario tanto de Milovan Mirosevic a los 46 minutos del primer tiempo tras una espectacular corrida de Ismael Sosa ante la débil marca de José Rojas, pero toda la atención se la acaparó Fernando Meneses, quien seria protagonista de una peculiar situación en el segundo tiempo.

Corría el minuto 57, cuando Fernando Meneses se disponía a ejecutar un tiro de esquina y fue impactado en la cabeza por un rollo de papel que terminó con el jugador en el suelo y con la decisión de Enriques Osses de suspender el partido.

Casi siete años después, el ex jugador de Universidad Católica recordó aquel episodio recordándolo como un momento difícil de su carrera, no solo por la situación que vivió en el momento, sino todo lo que conllevó.

“Fue un momento difícil, todos hablan de un rollo y que podría haber seguido jugando” comentó el volante en conversación con el periodista Patricio Vergara a través de un Instagram Live.

“Yo siempre quise seguir jugando el partido, pero lo que pasa es que yo siento que me llega una piedra a la cabeza, y después salió todo esto que las cámaras muestras que es un rollo que no se abrió”, recuerda el campeón el año 2010 con la UC.

Respecto a la decisión de suspender el partido, recuerda que, “el doctor me vio que podía pasar a mayores porque me quedó inmediato el medio cototo, y aunque yo quería seguir jugando, Osses determinó suspender el partido. La U quedaba fuera del título y finalmente fue todo contra mí”.

“Los hinchas de la U me trataron que era cag*n, y yo no tenía la culpa de nada. Al final lo decidieron Osses y compañía”, acusa.

“Todos los hinchas me echaban la culpa a mí, que era un cag*n. Yo nunca fui de hacer teatro, y es obvio que un rollo de confort no te va a hacer nada, pero yo sentí una piedra”, finalizó del recordado episodio.

¿Qué opinas?