“En su momento no hablaba con mis hermanos porque nos decían segundones”

  

Ex jugador de Universidad Católica recordó lo difícil que fueron sus primeros años en el club y como esto lo hizo pelearse con amigos e incluso familiares.

Fernando Cordero, quien hoy es un hincha reconocido de Universidad Católica cuenta lo difícil que fueron sus primeros años en el club, principalmente porque viene de una familia en donde todos sus hermanos y cercanos en su infancia son de Universidad de Chile.

El actual lateral de Unión la Calera llegó el año 2012 a Universidad Católica, en donde tras varios años de perder títulos en las últimas fechas, por fin en 2016 logró ser parte del primer bicampeonato de la historia de la UC.

“Desde que llegue el 2012 hasta el 2015 puras burlas por parte de todos. Yo deje de hablar con amigos, de hecho tuve peleas con mis hermanos porque son todos chunchos. Yo de hecho hasta los 18 estuve yendo a ver al a la U”, recordó el lateral en conversación con Planeta UC en el programa Tercer Tiempo.

“Después cuando empezó a jugar futbol profesional se me pasó el tema. Cuando pasé a la Católica fue distinto, porque estar en un club grande y ver en verdad la pasión con la que la gente va al estadio”, añadió.

Pero la anécdota del Chiki no quedó ahí, ya que también recordó que incluso dejó de hablar con sus hermanos porque los trataban de segundones, especialmente por el momento que le tocó vivir antes del año 2016.

“En su momento estar en Católica era puro sufrimiento. Yo llegue en un momento donde no hablaba con mis hermanos porque nos decían segundones. El partido que ganamos en Arica, Arica descendió y ellos nos decían segundones, entonces tú te decir, ellos están descendidos y tu estas peleando el campeonato”, comenta el jugador.

Confesando que, “hasta el día de hoy no hablo con mis supuestos amigos porque hay uno se da cuenta quienes de verdad son tus amigos”.

Eso sí, dejó bien claro el radical cambio que se produjo el año 2016: “Después que pasó el bicampeonato los mandé a todos a la con*hes*madre, porque ya no somos segundones, somos bicampeones”.

¿Qué opinas?