“En Católica entre en un estado de confort y por eso baje el nivel”

  

El ex jugador de la UC y bicampeon con el club realizó un duro meaculpa sobre su carrera y confesó haber caído en una zona de confort cuando estuvo en la franja, lo que terminó bajando su nivel deportivo.

Christian Bravo pasó por Universidad Católica entre los años 2015 y 2017, tiempo donde fue parte del equipo bicampeón de la mano de Mario Salas. Aunque su nombre siempre quedara en el recuerdo del club por el recordado grito y festejo en la obtención del título, el actual jugador de Peñarol realizó una dura autocrítica de su rendimiento mostrado en su última etapa en San Carlos y su fugaz paso por Unión Española.

Aunque el primer recuerdo del plancha en la UC fue su cariño por la institución y el bicampeonato obtenido en 2016, también tuvo su parte más opaca, cuando debido a un bajo rendimiento perdió la titularidad en la última etapa, respecto a este rendimiento, el delantero confiesa que entró en una zona de confort, especialmente por todo lo que le tocó vivir en San Carlos.

“Yo en Católica entre en un estado de confort, porque me sentía bien, te trataban bien, tenía mi ropa limpia, el utilero te tiene los zapatos, llegas al estadio y no te falta nada. Que pasa en Uruguay, uno viaja con el utilero, uno tiene que ayudarle a ordenar la ropa porque no da el pago del club”, confesó el ex Granada en conversación con Dosis de Futbol de CDF.

Cabe destacar que Bravo llegó con 23 años a Universidad Católica en donde rápidamente tuvo un buen presente, pero tras eso, su carrera se estancó y pasó sin mucho éxito por clubes como Union Española y San Luis de Quillota. Es por esto, que en 2019 decide pescar sus maletas e ir a Uruguay, en donde se vuelve a reencontrar con su futbol.

“Yo veo al utilero sacándose la cresta por x razón, entonces yo me entró a romper la cabeza por esa persona. Eso me faltaba ver anteriormente. Con lo que uno va viviendo y ganando, cuesta mucho asumirlo. Esos son algunos de los errores por lo cual uno baja el nivel en su momento”, comenta el delantero, tras su buen momento que está viviendo en Uruguay, país donde a principio de año llegó a Peñarol.

La intermitente carrera del plancha inició en 2010 jugando por Universidad de Chile, en 2013 pega el salto al exterior, jugando por el Inter Zapresic de Croacia y Granada de España sin mucha regularidad. En 2015 vuelve en forma de préstamo a Chile, para jugar por la UC en donde por primera obtuvo regularidad y protagonismo.

En 2017 llega a Union Española sin mucha regularidad y en 2018 cae a San Luis de Quillota. Finalmente en 2019 revive futbolísticamente, brillando en Montevideo Wanderers de Uruguay, motivo por el cual este año llegó a Peñarol.

¿Qué opinas?