El guiño de Marcelo Cañete a Universidad Catolica

  

El actual volante de Cobresal le hizo un guiño a Universidad Católica, club que defendió hace casi una década atrás.

Marcelo Cañete llegó a Universidad Católica en el año 2011, con recién 20 años deslumbró de grata manera y aunque solo alcanzó a estar un semestre en San Carlos de Apoquindo antes que fuera comprado por Sao Paulo, su recuerdo en la franja es bastante bueno.

Tras no tener cabida en Boca Juniors a principio de la década pasada, Marcelo Cañete llegó a préstamo a Universidad Católica en 2011 a priori por un préstamo por un año, pero su buena campaña tanto a nivel local e internacional convenció a Sao Paulo para que compre su pase a mitad de ese año.

Aunque en Brasil no tuvo mucha continuidad, logró ser parte del equipo campeón de la Copa Sudamericana 2012. Recién en 2016 empezó a tener más regularidad al llegar a Paraguay, país donde vistió las camisetas de Libertad, Guarani, Luqueño y Deportivo Capiatá, e incluso sonó en su momento para jugar por la selección paraguaya.

El año pasado volvió a Chile para jugar por Cobresal y su rendimiento sorprendió de grata manera en el medio local, e incluso sonó en su momento para llegar a reforzar a Colo Colo.

El volante argentino nacionalizado paraguayo conversó con el programa Nexo de ESPN en donde recordó su breve paso en Universidad Catolica e hizo un guiño directamente hacia San Carlos de Apoquindo, no cerrándole las puertas para volver.

“Fue un paso breve, solo fueron seis meses a pesar que el préstamo era por un año. Al semestre apareció Sao Paulo y compro mi pase y por eso no me pude quedar más tiempo. Pero tengo los mejores recuerdos de la Cato porque lo pase muy bien, y también la espina de no haber podido conquistar un título”, recordó el enganche trasandino.

Su buen nivel lo llevaron a sonar en Colo Colo, aun así, finalmente decide por renovar por Cobresal. “Es verdad que hubieron intereses de ciertos clubes, pero hoy decidí quedarme acá, estoy cómodo y contento, así que renové dos años más con Cobresal. Obviamente la idea es seguir progresando y trabajare para eso”, comentó.

Aun así, su ilusión de llegar a un equipo grande en Chile sigue vigente. “Yo sé que lo vengo haciendo bien, ahora hay un párate. La ilusión esta de seguir mejorando y la posibilidad de buscar un club de mayor competitiva, de poder jugar torneos internacionales”.

En este marco, uno de los animadores del programa fue al hueso y le preguntó: “Me llegaron tres carpetas, hay una azul, una cruzada y una blanca. En los tres salen tus antecedentes, con cuál de las tres te quedas?”

La duda del ex Boca Juniors no se hizo esperar y sin dudas respondió: “Vamos con la cruzada”, haciendo alusión a su deseo de volver a vestir la franja, de la misma forma que lo hizo hace casi una década atrás.

¿Qué opinas?