El día que Claudio Palma justificó violencia contra jugadores de la UC en un clásico universitario  

El año 2010 se justificaba lo mismo por lo que hoy todos piden las penas del infierno contra Universidad Católica.  

Después de los incidentes ocurridos en Valparaíso, el medio deportivo en general se ha puesto la camiseta de Universidad de Chile y en su gran mayoría, sin ninguna justificación, han pedido las penas del infierno en contra Universidad Católica.  

Aunque los hechos claramente son indefendibles, aquí todos se volcaron no solo para tratar el caso de violencia en el fútbol chileno, sino que todos, incluso polémicos exfutbolistas, se las dieron de moralistas, pidiendo incluso la eliminación de la UC en Copa Chile.  

Eso si, el discurso al menos en los medios deportivos no siempre fue el mismo, y como dicen que el archivo no muerde, en el año 2010, a través de las pantallas de CDF (hoy TNT Sports), Claudio Palma justificaba la agresión de hinchas de Universidad de Chile contra Dario Bottinelli, e incluso, el juez del partido lejos de suspender el encuentro, amonestó a la víctima de violencia.  

Esto paso en noviembre del año 2010, cuando Universidad Católica se impuso por 4 a 2 sobre Universidad de Chile en la recta final del torneo en el Estadio Nacional, encuentro clave para el repunte de los cruzados que se terminaron quedando con el título.  

En aquella jornada, el marcador fue abierto por Darío Bottinelli a los 19 minutos a través de un espectacular tiro libre en el arco sur del Estadio Nacional, en donde justamente estaba ubicada la barra de Universidad de Chile, quienes explotaron por la celebración del talentoso volante.  

En medio de la celebración, Dario Bottinelli recibió varios proyectiles, de los cuales uno le cae en su cabeza, por lo cual cae al piso e incluso, tiene que salir a ser atendido y vendado para así poder seguir jugando en un encuentro, que en ningún momento se pensó en suspender.  

Aquí pasaron dos episodios que hoy serian fuertemente repudiados; primero, una vez que Dario Bottinelli vuelve a ingresar a la cancha con su vendaje en la cabeza, Enrique Osses, quien siempre fue cuestionado por su fanatismo azul, amonesta con tarjeta amarilla Bottinelli por supuesta provocación.  

Pero esto no quedó ahí, ya que Claudio Palma, quien relataba el partido para CDF, no encontró nada mejor, que culpar a Dario Bottinelli y justificar la cobarde agresión que sufrió por parte de la parcialidad azul. 

“No fue bueno me parece”, “Viejo vaya a reencontrarse con su público al otro lado”, “Perdóname, tiene 25 mil personas para ir a gritar el público con su gente”, fueron algunos de los dichos en pantalla de Palma, quien condenó al futbolista y justificó la agresión de los hinchas azules, cuando algunos en el panel repudiaron el hecho.

Hoy, en un escenario muy parecido, el partido no se siguió jugando y todos los dardos apuntan contra los hinchas de Universidad Católica, discurso totalmente opuesto al cual CDF, hoy TNT Sports, replicaba a través de sus micrófonos cuando la víctima era Universidad Católica y no Universidad de Chile.  

Espacio publicitario:




Por Emanu Bahamard

Notero de Punto Seguido, fundador de Punto Cruzado y creador de contenido en Emanu Korok.