Claudio Sepúlveda se formó en Universidad Católica, en donde jugó cuatro temporadas teniendo una fatídica salida.

Universidad Católica enfrenta esta tarde a Huachipato en San Carlos de Apoquindo, cancha en donde no solo retornará Mario Salas, sino que también Claudio Sepúlveda, hoy capitán del cuadro acerero que se formó en la UC y jugó con la franja en el pecho hasta el año 2015.

Sepúlveda se formó en Universidad Católica y tras enviarlo a préstamo un año a Rangers, en 2012 vuelve para formar parte del primer equipo en donde estuvo por tres años e incluso fue parte del recordado equipo semifinalista de Copa Sudamericana.

Aunque en 2012 no tuvo mucho espacio con Mario Lepe, con la llegada de Martin Lasarte su panorama cambió y empezó a destacar con luz propia no solo como volante, sino también como lateral derecho siendo en su momento uno de los grandes proyectos del club.

Lamentablemente, en 2013 recibe una dura infracción de Cristián Suárez que termina con el volante con los ligamentos cruzados cortados y siendo baja por un semestre, de ahí en adelante, aunque luego vuelve a jugar por la UC, su largo tiempo al margen de la cancha le terminó quitando el espacio que se había ganado.

En 2015 da un paso al costado y es enviado a Huachipato, club en donde tras terminar su vinculo con la UC terminó fichando y consagrándose en el cuadro acerero en donde hoy es capitán, aun así, Sepúlveda no ocultó sus deseos de volver a la franja.

En conversación con Publimetro, el volante que esta tarde vuelve a San Carlos de Apoquindo fue enfático en que le gustaría tener su revancha y volver al club que lo formó, en donde de paso lamentablemente se fue sin poder levantar ningún título a nivel profesional.

“Claro que sí, me gustaría volver a jugar ahí, pero ahora estoy totalmente enfocado en Huachipato y la permanencia”, admitió el volante que estuvo en carpeta de la UC a fines del año 2019 para reemplazar a César Fuentes.

Cabe señalar que en la presente temporada, Sepúlveda ha jugado 28 partidos como titular de 30 posibles, sumando más de 2.460 minutos y ha aportado con dos goles, uno ante Audax Italiano y otro ante Santiago Wanderers, ambos por la primera rueda.