2019, el año que la ANFP y Colo Colo suspendieron el torneo para que UC no saliera campeón en su cara 

Este domingo tenía que haberse jugado un clásico entre Universidad Católica y Colo Colo, el cual fue suspendido por culpa de barristas albos, historia que ya se había dado el año 2019.  

Durante toda la semana el medio nacional vendió como Colo Colo podía ser campeón del torneo nacional ante Universidad Católica, algo que simplemente no se dio, ya que Curicó Unido ganó su partido ante La Serena.  

De todas maneras, el partido que estaba programado para este domingo no se pudo jugar por la irresponsabilidad de un grupo no menor de hinchas de Colo Colo, quienes protagonizaron un lamentable episodio en el banderazo, lo cual finalmente terminó por suspender este partido.  

El choque que debía jugarse hoy fue reprogramado para el día martes, en donde sin importar el resultado, Colo Colo no saldrá campeón ante la UC debido a que el elenco curicano se quedó con los tres puntos, algo que no estaba en los planes de la ANFP, que durante el viernes por la tarde llevó hasta el Monumental toda la estructura para que Colo Colo gritara campeón esta tarde.  

Pero no es algo nuevo, ya que, en el año 2019, la ANFP y Sebastián Piñera, a través de un estadio de emergencia en Santiago, decidieron suspender el clásico entre Universidad Católica y Colo Colo a jugarse el 20 de octubre de aquel año, choque que podría haber terminado con la UC siendo campeón en la cara de los albos.

 

Un mes más tarde, el 22 de noviembre del año 2019, un grupo pequeño de hinchas albos ingresaron al partido entre Unión la Calera e Iquique en el estadio La Florida, y aunque señalaban que su consigna era el estallido social, realmente era evitar la vergüenza deportiva de su equipo.  

Tras aquel encuentro, el campeonato nacional se suspendió primero momentáneamente, todo esto mientras en la ANFP se resolvía que sucedía con las fechas restante, y aunque desde Cruzados optaron por seguir jugando a puertas cerradas, coincidentemente desde Blanco y Negro decidieron por cerrar el torneo.  

Finalmente, efectivamente se decidió cerrar el campeonato nacional, no así el torneo del ascenso, el cual se siguió jugando tiempo después en una extraña liguilla, lo mismo que Copa Chile. De todas maneras, tanto Colo Colo y a Universidad de Chile le convenía cerrar desde el escritorio el torneo, ya que los albos no verían como la UC gritaba campeón en su cara, y la U se salvaba del descenso.  

Un detalle menor, es que en aquella oportunidad la UC no solo podía ser campeón ante Colo Colo en San Carlos de Apoquindo, sino que también peleaban directamente en la tabla de posiciones, en donde la UC quedó líder con 53 puntos, mientras que los albos quedaron segundos con apenas 40 unidades.  

Espacio publicitario:




Por Emanu Bahamard

Notero de Punto Seguido, fundador de Punto Cruzado y creador de contenido en Emanu Korok.