“Por la forma que salí veo complicado que me llamen, pero volvería feliz”

Una de las ultimas grandes figuras en los últimos torneos nacionales recordó su inicio en Universidad Católica y reconoce que hasta el día de hoy es simpatizante del club.

Con 31 años Felipe Reynero viene siendo una de las grandes figuras del torneo durante los últimos años, principalmente desde el año 2019 cuando jugando por Cobresal le ha hecho muy difícil la tarea a equipos como Colo Colo o Universidad de Chile.

El jugador ha tenido una extensa carrera en Chile y un breve paso por Mexico, defendiendo las camisetas de Magallanes, Huachipato, Iquique, Atlante y Cobresal entre otros. Pero antes de esta faceta, pasó por Universidad Catolica en donde tras no tener mayores oportunidades decide por buscar un nuevo horizonte.

En reciente entrevista con el periodista Patricio Vergara, el jugador de Cobresal recordó sus inicios en Universidad Catolica, su salida del club la cual llegó como hincha y sus intenciones de en un momento poder volver a San Carlos de Apoquindo.

Sobre cómo se dio su llegada, Reynoso recuerda: “Me toco ir a probarme a la sub15 de la U, estaba Ronald Fuentes y me dice que me quede pero que no iba a participar del campeonato porque ya tenía el equipo listo, y tomo la decisión de no seguir porque en ese momento yo quería jugar y me voy”.

“A los dos años después mi papá me consigue la prueba en Católica, habla con Oscar Lepe con quien había sido compañero en Deportes Temuco, hermano de Mario Lepe. Habla con él y voy a una prueba masiva y terminó quedando en Católica”, añade.

Aun así, su opciones de jugar eran muy escazas, de hecho primero sale a préstamo a San Antonio Unido y luego, en la época de Marco Antonio Figuera tampoco es considerado por lo cual es nuevamente enviado a Magallanes, en donde a final de ese año decide no continuar en San Carlos.

“Católica nada que decir, se portaron muy bien. Al final terminó decidir irme de Católica cuando subimos con Magallanes en 2010. Católica me ofrece un contrato para quedarme, pero en ese momento era difícil jugar porque no existía la regla sub21”, recordó.

“Esa temporada en Magallanes me fue super bien, fui uno de los goleadores del equipo que consiguió el ascenso a primera B pero tenía que volver a Catolica, y me querían dejar. Tuve una reunión con Piri Parraguez y el Tati, me ofrecen un contrato por cinco años y en dinero era lo mismo que me ofrecía Magallanes, la diferencia era que en Magallanes iba a jugar y en Católica no”, añade el jugador el jugador de Cobresal.

Una de sus principales decisiones de no continuar en Catolica, fue que ya con 22 años solo quería empezar a jugar, y en Católica iba a tener una pelea muy difícil ya que en su puesto había jugadores de la talla de Rodrigo Valenzuela y Pablo Gonzalez.

“En Católica tenían en mi puesto a Rodrigo Valenzuela, después venia el Mota González y después quizás venia yo. Entonces sabía que la iba a tener difícil y al final les digo que no, y terminó quedándome otro año en Magallanes en la Primera B”, argumentó.

Aun así, sus intenciones de haber dejado huella en el club que lo formó y llegó como hincha siempre esta presente, y a pesar de la forma que se dio su salida, no pierde la esperanza de seguir haciendo bien las cosas y que en su momento reciba aquel esperado llamado.

“Me hubiera gustado haberme consolidado en Católica, cuando yo llegue era hincha, hoy me siento un simpatizante. Cuando Católica este peleando el campeonato con otro equipo yo obviamente voy por Católica. Me hubiera gustado haber debutado por Católica y haber dejado mi nombre en algún campeonato y porque no ser un referente”, lamenta.

Sobre sus metas pendientes, añade, “yo lo que más quiero y para lo que estoy luchando es para llegar a un equipo grande, si se da, ser nominado a la selección chilena. Estoy trabajando para poder cumplirlo, creo que estoy en mi mejor momento en mi carrera”.

Al ser preguntado si le gustaría volver a Catolica, obviamente deja la puerta abierta, pero lo ve muy difícil, “de Católica, por la manera que salí, yo lo veo difícil. No sé qué pasara, todavía está entre los dirigentes el Tati, el Piri, y como no Sali de la mejor manera lo veo más o menos complicado que me vuelvan a llamar, si me llamaran, obviamente feliz, fue el equipo que me formo y siempre voy a estar agradecido de ellos”, cerró.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *