La confesión del árbitro protagonista del robo del 94: “En ese momento me faltó criterio”

  

CDF revivió uno de los clásicos universitarios más polémicos en la historia y uno de los que sin duda quedaron para el recuerdo como uno de los robos más grande del futbol nacional.

El día de ayer CDF estrenó un documental del campeonato que Universidad de Chile le quitó a Universidad Católica el año 1994. En este programa se conversó con exclusiva con el ex arbitro FIFA, Carlos Robles, quien protagonizara el escándalo más grande del futbol nacional en los noventa.

En aquel lamentable partido, Robles no solo habilitó un gol offside de Marcelo Salas (el cual hoy con edición hacen creen que está habilitado), sino que también expulsó tempranamente a Pipo Gorosito por doble amarilla, suceso que hoy, casi 26 años después cataloga como un error.

En aquel partido jugado en diciembre del año 1994 en el estadio Nacional, Nestor Gorosito sufre expulsión tempranamente por doble amarilla, la primera por “reclamos” sobre el guarda línea y la segunda por una falta sobre Valencia.

Aquella expulsión que terminó siendo un factor importante en el partido fue analizada en la actualidad por el cuestionado arbitro que trató de impartir justicia aquella jornada y confiesa que le faltó criterio al momento de tomar sus decisiones que a la postre condicionó el partido.

“La primera amarilla fue porque al juez de línea en tres oportunidades cobraba opciones y Gorosito se enojaba, a la tercera le dije “no más” y le metí la amarilla. Quizás esa amarilla me la podría haber guardado por la calidad del partido y todo lo que se jugaba”, recordó Robles en dialogo con CDF.

Aunque reconoce que la primera amarilla es cuestionada, no opina lo mismo de la segunda. De todas maneras, la decisión tomada en primera instancia termina repercutiendo sus acciones. “Despues vino la jugada al huevo Valencia, que lo levantó frente a la tribuna andes y era la segunda amarilla”, añade.

“Mucha tristeza, los dirigentes de Católica, los hinchas insultándome, así que tuve que entrar rápidamente al camarín. De ahí en adelante se vino la nube negra”, lamenta el ex arbitro que finalmente dejó de arbitrar el año 1997.

“Tuve problemas por expulsar a Gorosito, después me reclamaban el gol de Marcelo Salas, que según la posición donde yo estaba no estaba offside. Lo que habló la prensa fue muy doloroso”, cerró.

¿Qué opinas?