“Jaime Carreño tiene todas las condiciones, pero su carácter lo traiciona, igual que a Jeisson Vargas y Carlos Lobos”

Mario Lepe analizó el presente de Jaime Carreño, a quien advierte que si no logra cambiar su actitud, no tendrá mayor espacio dentro del plantel de Universidad Católica.

El eterno capitán de Universidad Católica conversó con el panel de Planeta UC en donde aprovechó de analizar el presente de Jaime Carreño, quien con 23 años y seis meses de contrato restante parece tener su futuro más fuera que dentro de Universidad Católica.

Lepe no tuvo mano blanda con el joven volante, y aunque reconoce sus grandes capacidades futbolística, cree que su carácter y falta de humildad siempre será un problema en Universidad Católica, institución en donde ya tuvo problemas con tres técnicos diferentes, y de paso, comparó su caso con jugadores como Carlos Lobos y Jeisson Vargas.

“Yo siento que todos estos chicos son especiales. Llegaron en un momento difícil en la Católica y lo supieron aguantar. Jaime tiene todas las condiciones, pero su carácter lo traiciona, igual que Jeisson Vargas y Carlos Lobos. Es un gran jugador, pero su personalidad lo persona”, sostiene Lepe.

En este ámbito, detalla la personalidad de estos tres jugadores, las cuales, a pesar de ser muy diferentes, no terminan cumpliendo para seguir realizando su carrera en un equipo competitivo, de la forma que si lo hicieron jóvenes como Munder, Valencia, Saavedra e incluso, el mismo Kuscevic.

“Jeisson es muy introvertido, un chico muy para adentro, muy raro. Jaime es más loco, es más de decir cosas y enojarse, y Carlitos Lobos es más tranquilo, más calladito, un jugadorazo, pero el problema son sus personalidades”, detalla el campeón de la Copa Interamericana 1994.

“Las personalidades de Cesar Munder son distintas, Diego Valencia, el mismo Saavedra, Kuscevic, tienen otra personalidad, otro sentir del futbol. Ellos no se limitan, ellos van, entrenan, respetan. Pero hay gente que no lo pueden hacer”, añade.

Centrándose en Jaime Carreño, quien termina contrato a final de año, asume que su carácter pasa por una falta de humildad, siendo él mismo culpable de los problemas que ha tenido con los técnicos e incluso podría generar roce entre sus propios compañeros.

“Jaime es un chico que su carácter lo traiciona, como a muchos. Pero ahí algunos que se dan cuenta y otros que no, y Jaime no se ha dado cuenta. Para ser grande tiene que ser humilde, porque la calidad futbolística la tiene”, asevera Lepe, quien hoy trabaja en la parte formativa del club.

Es por eso, que detalla que el problema no es de los demás, si no del propio jugador, que ya ha tenido roces con tres técnicos diferentes en San Carlos de Apoquindo. “Por estas pequeñas cosas ha tenido problema con tres entrenadores distintos, entonces ya no es problema de los entrenadores. Al igual que Jeisson, el tiene el problema y son ellos los que tienen que solucionarlo”, añade.

“Lamentablemente su carácter lo traiciona mucho, yo he visto pasar muchos jugadores con una calidad enorme pero su carácter lo traiciona, no aguantan retos, no aguantan estar en la banca, que lo saquen en el entre tiempo, o que los reten. Cuando tu no tienes esa capacidad, es muy difícil que un entrenador o tus propios compañeros te soporten”, cerró.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *