Diego Buonanotte detalló como vivió la suplencia y hoy enfrenta su renacer en la UC

  

Diego Buonanotte debe ser por lejos el jugador más querido por parte de la hinchada y esto también pasa por como siempre fue parte del equipo, independiente si le tocó o no jugar.

A solo semanas del termino de su contrato, Diego Buonanotte esta viviendo un renacer en Universidad Católica, ya que no solo se fue César Pinares, sino que el equipo cambia totalmente cuando él ingresa a la cancha.

En dialogo con NEXO de ESPN, el enano detalló como vivió el duro momento que por meses fue suplente y como aprovechó la pequeña oportunidad para hoy volver a estar en la cabeza de Ariel Holan, quien por momento lo tuvo cortado del equipo.

Sobre los meses que fue banca, aunque señala que fue duro, también asume que es parte de la profesión de ser futbolista: “Fue un tiempo largo que costó estar afuera y prácticamente no jugar, pero es parte de este trabajo. Hay que tener la paciencia, saber entender y esperar el momento.

Yo soy muy autocritico, siempre me castigo demás y la gente que esta cerca me dice tranquilo, que no me vuelva loco. Son cosas que me las quiero guardar para mí, siempre hacemos cosas que tenemos que mejorar”, agregó.

Sobre este tiempo en donde muchas veces no solo le tocó no jugar, sino que tampoco ser la segunda alternativa ante la salida de un volante, el ex River Plate confiesa que solo se puso en la cabeza entrenar y así estar preparado para cuando le tocara jugar.

“Yo siempre me puse en la cabeza entrenar, es inevitable no enojarte por el amor propio que el jugador de futbol tiene, pero siempre con respeto, siempre apoyando a mis compañeros y entrenando al máximo y así estar preparado para el día que me toque, contó.

“Cuando me tocó ese partido ante Sol de América me tocó hacer gol y ahí me empecé a volver nuevamente importante en el equipo. Empecé a recordar todo lo que me tocó vivir en los primeros meses de cuarentena, me entrené muchísimo, pero también en esa oportunidad necesitamos esa cuota de suerte”, aseguró.

Sobre su nuevo momento en el equipo, el cual parece ser el renacer de su carrera no ocultó su felicidad y destaca que a pesar de ser o no titular, le pone feliz volver a estar en la cabeza del entrenador.

“Tuve la suerte de que entró el gol y la confianza de un jugador de futbol es clave. Estoy contento por esta nueva etapa que me toca vivir en Católica, que han sido buenas y malas, añadió.

“Gracias a Dios pude aprovechar la oportunidad y ahora estoy viviendo un momento lindo en Católica, que hace tiempo lo quería vivir. Quería recuperar la titularidad, que independiente a que puedo salir y entrar, ya estoy en la cabeza del entrenador, y eso es lo que quiero, cerró el “18” cruzado.

Con frecuencia, es raro pensar que tiene solo 21 años

Publicado por Punto Cruzado en Viernes, 27 de noviembre de 2020

¿Qué opinas?